Please select your country / region

Close Window
GT
Comunidad de GT SPORT
ES
Artículos especiales

Últimas novedades de Gran Turismo® 5 en la gamescom 2010 (5/6)

La historia de los coches de GT5
El trío de 1967
 
La ambición de Ford y la esperanza de Ferrari

En 1967, el mundo del automovilismo estaba en ascuas ante el mano a mano de Ford y Ferrari. Cuatro años antes, Ford había intentado, sin éxito, adquirir Ferrari. En su lugar, desarrolló su propio bólido de competición para arrebatarle el trono en las carreras de deportivos. Así, Ford desembarcó dispuesto a todo en las competiciones europeas y ganó en Le Mans en 1966, en la que fue la primera victoria de un modelo americano.

Un año más tarde presentó un vehículo más potente si cabe, a fin de no bajarse del trono que acababa de conquistar: el Mark IV, con un motor V8 de siete litros, tenía una potencia de 530 CV. Por otro lado, Ferrari era la esperanza de toda Europa para “derrotar a América” por su victoria en Le Mans el año anterior: había introducido mejoras en su 330 P para doblegar a Ford y, en 1966, el 330 P3 se convirtió en el 330 P4. Contaba con un motor de cuatro litros y 12 cilindros, y una potencia de 450 CV, pero su fuerte radicaba en su ligerísimo peso.

Ford Mark IV de competición
Ferrari 330 P4 de competición
 
Las batallas de Daytona y Le Mans
Recreación de la batalla del Circuit de la Sarthe en 1967

A principios de febrero de 1967 tuvo lugar el primer asalto entre Ferrari y Ford, en las 24 horas de Daytona. El desarrollo del Mark IV no había concluido, de modo que Ford tomó parte en la carrera con el Mark IIB. A pesar de correr en casa, el Mark IIB sufrió demasiados problemas y cayó derrotado ante el Ferrari. Los Ferrari 330 P4 se hicieron con el primer y el segundo escalón del podio y el 412 P, que era un modelo P3 con motor del P4, completó el triplete. Meses más tarde, en junio, se disputaron las 24 horas de Le Mans.

Allí Ford presentó cuatro Mark IV para competir contra otros tantos 330 P4. Los Mark IV pronto empezaron a destacar y vengaron a sus compañeros caídos en Daytona. Ferrari intentó recuperar terreno pero fue incapaz de cambiar las tornas. El vencedor de la prueba fue el Mark IV, y Ferrari apenas consiguió salvar los muebles con el segundo y el tercer puesto del podio.

 
Las batallas de Daytona y Le Mans
Jaguar XJ13 de competición
La batalla a tres bandas con el XJ13, que nunca llegó a tener lugar, ahora sí es posible.

Así fue cómo 1967 se quedó grabado en las mentes de los aficionados al motor, como el año de las fantásticas batallas entre Ford y Ferrari. Aunque desconocido para muchos, había otro modelo que se estaba desarrollando en secreto y que podría haber cambiado por completo el curso de los acontecimientos: se trataba del Jaguar XJ13. Jaguar había estado desarrollando un bólido para Le Mans que sustituyese al D Type desde principios de la década de 1960. El prototipo completado en 1966 montaba el primer motor V12 de la historia del fabricante: un monstruo de cinco litros que producía 500 CV.

La unidad iba montada en posición central en el XJ13, un modelo que podría haber tratado a Ford y Ferrari de tú a tú en su época. Jaguar había decidido volver a Le Mans por la puerta grande al año siguiente con este vehículo y empezó a hacer pruebas en secreto. Sin embargo, apenas unos meses antes de disputarse la carrera, el proyecto se canceló. De pronto, Jaguar se vio envuelta en unas negociaciones de fusión que detuvieron por completo su sección de competición. El XJ13 nunca tuvo la oportunidad de medirse a otros en una carrera y, después de un accidente en unas pruebas de 1971, desapareció del mapa, como si nunca hubiera existido.

 
Esta aciaga batalla está en tus manos.

En Gran Turismo® 5, el Ford Mark IV, el Ferrari 330 P4 y el Jaguar XJ13 por fin comparten cartel. Así, podrás recrear la batalla que nunca tuvo lugar.

De izquierda a derecha, el Ferrari 330 P4, el Jaguar XJ13 y el Ford Mark IV.
Tú serás quien determine el resultado de la carrera que negó el destino.