Please select your country / region

Close Window
GT
Comunidad de GT SPORT
ES
Artículos especiales

Últimas novedades de Gran Turismo® 5 en el Tokyo Game Show 2010 (4/5)

4. Coches
Presentamos los modelos debutantes:

De los más de 1.000 coches disponibles en Gran Turismo® 5, presentamos cuatro selectos modelos que debutan en el juego.

GT by Citroën Race Car

El GT by Citroën se presentó, tanto en su versión real como virtual, en el Salón del Automóvil de París de 2008; la redefinición de este prototipo como bólido de carreras es el "GT by Citroën Racecar".

El diseño del exterior corre a cargo también de Takumi Yamamoto, autor del original. Se enviaron muchos bocetos a Polyphony Digital a lo largo de varios días. Los guardabarros originales se ensancharon, y con la incorporación de conductos de ventilación y otras piezas aerodinámicas, el diseño ganó enormemente en agresividad.

Sobre esta base, Polyphony Digital asumió el reto de convertirlo en un vehículo de competición, e incorporó cierres rápidos para el capó y anclajes de remolque, habituales en la competición, así como válvulas para los gatos neumáticos, entre otros detalles.

La otra tarea importante que abordó Polyphony Digital fue el diseño del habitáculo. El GT se inspiraba en un caza moderno, por lo que tenía un aspecto muy avanzado, aunque ello se compensaba con lo rudimentario de los coches de competición. Salvo por el salpicadero, todo el interior ha sido sustituido. Así, el volante y la pantalla de información son tan funcionales como lo exige la competición, sin renunciar por ello a la excentricidad del diseño exterior. Aunque el salpicadero no cambia de diseño, se reemplaza por uno de fibra de carbono, en lugar del cobre del original. Se trata de una versión muy cambiada del "GT by Citroën", que le confiere un aire agresivo, propio de un habitante de los circuitos de competición.

 
Volkswagen typ2 (T1) Samba Bus

El Volkswagen "Beetle", creado por el Dr. Ferdinand Porsche dio lugar a un gran número de variantes, y uno de los modelos que constituyó los cimientos de VW tras la guerra, junto a él, fue la furgoneta polivalente llamada Transporter. Su carrocería, con aspecto de hogaza de pan, iba montada sobre el chasis del Beetle, beneficiándose de su disposición compacta MTTT (motor trasero, tracción trasera), que incorpora la totalidad del mecanismo de transmisión en el eje trasero. Así, este magnífico vehículo podía aprovechar al máximo su habitáculo para transportar personas o carga.

El Samba Bus es un modelo que convertía al Transporter en un microbús, capaz de llevar a muchos pasajeros. Su interior, bien iluminado con ventanas adicionales, contaba con tres filas de asientos y, en un pequeño espacio de unos cuatro metros de longitud, podía llevar a nueve personas. Su motor era el mismo de cuatro cilindros horizontales opuestos y 1,2 litros, aunque posteriormente se aumentó a 1,5 litros.

Fue muy alabado por su gran versatilidad y se convirtió en un éxito de ventas en Europa y en los Estados Unidos. En los años 70, su aspecto simpático llamó la atención de los jóvenes y se convirtió en uno de los símbolos del movimiento hippie. Su espíritu aún perdura, y la propia VW ha presentado prototipos de autobuses a imagen del Samba Bus.

 
Volkswagen Kübelwagen typ82

El mecanismo tradicional de motor trasero y tracción trasera de Volkswagen es sencillo, ligero y eficiente. Su estructura es fácil de fabricar, lo que permite producirlo en masa a bajo coste. El Kübelwagen, un pequeño vehículo militar de grandes prestaciones todoterreno, aprovechaba todas estas ventajas.

Tiene una longitud aproximada de cuatro metros y cuenta con espacio para tres pasajeros. Gracias a sus escasos 550 kg de peso, podía ser trasladado en transportes y barcos.

Tras iniciar su desarrollo en enero de 1939, el Dr. Porsche trabajó a gran velocidad para completar un prototipo en menos de un año. Se dice que su rápida gestación fue posible porque ya se había previsto el potencial innato del Volkswagen como vehículo todoterreno.

Así, el Kübelwagen enviado al frente hacía gala de su gran capacidad de movimiento y era versátil tanto en regiones montañosas como en las marismas. El motor refrigerado por aire, obviamente, no presentaba los problemas de pérdidas propios de otros vehículos, y su gran fiabilidad no hacía sino aumentar la estima que se había granjeado.

Hasta la aparición del Kübelwagen, los soldados debían cubrir largas distancias a pie, pertrechados con equipos pesados, campo a través. La llegada de un vehículo capaz de recorrer caminos sin preparar fue una revolución que cambió por completo la estrategia durante la guerra.

 
Volkswagen Schwimmwagen typ166

En 1940, visto el gran rendimiento del Kübelwagen, el Dr. Porsche recibió órdenes de desarrollar un vehículo anfibio basado en él: había nacido el Schwimmwagen.

Una vez más, la transmisión del Volkswagen hacía patente su versatilidad en este modelo. El Dr. Porsche diseñó un vehículo de tracción total que montaba el motor de cuatro cilindros opuestos en la parte trasera de una carrocería con forma de bañera, con la transmisión en la parte delantera. El Kübelwagen ya había demostrado que la transmisión trasera proporcionaba potencia suficiente en tierra, pero en un vehículo anfibio, las ruedas delanteras debían ser capaces de llevar el vehículo a tierra al salir del agua.

Además, el Schwimmwagen aún precisaba otro elemento para funcionar en el agua: una hélice. Dado que el motor iba montado detrás de la carrocería, era posible transmitir potencia a la hélice con facilidad por medio de un reducido número de engranajes.

En líneas generales, era pesado y difícil de controlar, pero también servía para adquirir destreza al volante. Su mecanismo era complejo, pero gracias a su diseño era fácil de fabricar, lo que contribuyó a convertirlo en el vehículo anfibio más producido durante la Segunda Guerra Mundial.